Retrospect: Road Rash

junio 2, 2008 at 3:58 pm 6 comentarios

Allá por 1991, cuando Electronic Arts era por lo menos para mí una compañía respetada, salió a la venta la primera entrega de Road Rash. Se convirtió en una saga que duraría hasta el 2004, con la que hasta ahora es su última versión, el Jailbreak de Game Boy Advance. No fue un juego que recogiese especiales críticas de los medios especializados, aún así, existía una legión de fans bastante fiel a la diversión que proporcionaban estos salvajes juegos.

Road Rash era un juego garrulo por excelencia. Nos pondríamos en la piel de un motorista que se ve involucrado en carreras ilegales de motos contra otros contrincantes la mar de incivilizados y psicópatas. Los primeros Road Rash que tuve el placer de jugar fueron las tres primeras entregas de Megadrive, siendo a mi juicio la segunda parte la que se lleva el gato al agua en cuanto a entretenimiento. Poco a poco se iría extendiendo por todos los demas sistemas que fueron apareciendo, desde Megadrive hasta Master System, Game Gear, Mega CD, Sega Saturn, 3DO, PlayStation, Nintendo 64, Game Boy color y advance e incluso en Amiga. Un gran currículum que a mi juicio merece uno de los mejores juegos de motos.

Como ya he comentado, gran parte del encanto de Road Rash radicaba en su salvajismo. Los participantes podían golpearse entre si, tanto a puños o patadas como usando distintas armas como porras o cadenas. Cada corredor tenía dos barras de energía, una partenecía a la moto y otra al propio corredor. Debíamos estar alerta si no queríamos acabar con nuestros huesos en el hospital o que nuestra moto nos explotase en pleno careto. Mención especial también a las espectaculares ostias que se pegaban los corredores. Recuerdo ocasiones en las que te pegabas volando por los aires cinco segundos al grito de “OEO!” para luego aterrizar y arrastrarte durante un buen rato por el asfalto, llegando en ocasiones a la meta y finalizando la carrera, sin moto ni nada x¨D Carcajadas aseguradas. Lejos de desesperarte por levantarte y retomar el control de la moto, yo por lo menos me descojonaba viendo como el piloto era atropellado numerosas veces antes de volver a subir a la moto.

¡Al turrón!

Pero no todo eran ostias, gritos espeluznantes, atropellos y cadenazos. Nuestra misión era quedar entre los tres primeros del pelotón para de esta forma acceder a los siguientes niveles. A medida que completaramos las fases iriamos ganando pasta con la que comprar motos nuevas. Era obligatorio actualizar nuestra máquina, ya que los demás corredores lo irían haciendo, y si no ibamos como mínimo a la par que ellos, era muy muy difícil acabar las carreras. Todo finalizaría si nos veíamos sin dinero para pagar las multas o los destrozos de la moto. ¿Quién no se paraba esperando a los polis para romperles la cara con una cadena y tirarlos de la moto?. Tanto el diseño de nuestros enemigos como las melodías que acompañaban estas tempranas versiones de Road Rash merecen una reseña. Los contrincantes eran la mar de raros, desde heviatas, a punkis o mujeres de dudosa moralidad. Algunas cancioncillas eran muy pegadizas y acompañaban bien a las carreras.

Adios espalda

Un juego muy memorable y del que guardo gratos recuerdos partiéndome el pecho con algunos compañeros de clase al grito de OEO. Era genial picarse para ver quien se pegaba la leche más espectacular o quien duraba mas tiempo rodando por el suelo a lo Bonny Style. Así que ya está bien de leches, de gráficos de alta definición y juegos casuales, EA ponte las pilas y deleitanos con una nueva versión de esta saga.

¡Queremos una nueva versión con la que saciar nuestra sed!

Entry filed under: Mega Drive, Retro.

Retroanálisis: Truxton Fallout 3 se acerca

6 comentarios Add your own

  • 1. Bicubico  |  junio 2, 2008 en 4:34 pm

    El Road Rash era la caña! Yo lo tenía para la PSX, y podías comprar motos, armas, etc.

    Estaba bastante bien, lo malo es que los escenarios eran repetitivos a más no poder xD

    Responder
  • 2. hatedpig  |  junio 2, 2008 en 4:37 pm

    Los escenarios eran repetitivos algunas veces si, y los gráficos tiraban pa´tras a algunos, pero no te enteras cuando te lo estás pasando bien y de risas 😀

    Responder
  • 3. JuMaFaS  |  junio 4, 2008 en 7:29 am

    A mi este juego nunca me ha enganchado, no se, me molan los de carreras y demás pero el Road Rash es de los que he probado un rato y lo he dejado. Igual es porque no lo he probado a dobles. :m

    Responder
  • 4. hatedpig  |  junio 4, 2008 en 1:46 pm

    La verdad es que los Road Rash o los amas o los odias. Realmente no tiene nada especial para convertirse en un juego de culto, pero los pequeños detalles que tenía mas que nada en el transfondo creo que sirvieron de influencia para otras ideas.

    Responder
  • 5. Gamboi  |  junio 5, 2008 en 3:03 pm

    Completamente de acuerdo con lo que dice Hatedpig, yo era de los que los amaba.

    No veas la carita que se me pone cuando mi primito chico, teniendo la Play 2 al lado (a la cual juega en su casa) me suelta cada vez que llega a mi casa:

    QUIERO JUGAR AL DE LAS OSTIAS EN LAS MOTOS PRIMO RUBE!

    Y yo “ay, que mono me ha salido ^^, venga Dani…dentro de un rato jugamos al Sonic…y tú eres el zorro naranja, que es más chulo vale?”.

    Cabrón xD.

    Responder
  • 6. hatedpig  |  junio 5, 2008 en 4:32 pm

    Haha así me gusta, educando a las jóvenes generaciones, que no todo son graficazos y alta definición.

    Yo también soy del club del que los ama, no puedo evitar recordarlo sin descojonarme xD

    Que vaya todo bien por Francia Gamboi ! 😀

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 657,103

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: