Retroanálisis: Super Mario Land 2

julio 27, 2008 at 11:51 pm 26 comentarios

Hacía mucho tiempo que me apetecía escribir un análisis de mi juego favorito de Mario, el Super Mario Land 2 de Game Boy. Este juego supuso para mí una grata sorpresa, aún recuerdo el día en que salió a la venta y aquellas capturas en la Hobby Consolas, mi hype estaba por las nubes (aquello si era hype, no las mariconadas de ahora). El esperar la continuación de un juegazo como Super Mario Land podía acabar con los nervios de cualquier poseedor de la Game Boy. Llegó el día, SML2 cayó en mis manos y pasé uno de los mejores veranos de mi niñez con nueve añicos. Es un cartucho al que le tengo mucho cariño y como anécdota salió a la venta en Europa el mismo día de mi cumpleaños, el 28 de Enero, aunque no me lo compraron hasta el verano. Era 1993 y un año antes Mario ya había protagonizado la que para muchos es la mejor de sus historias, Super Mario World de Super NES, la expectación sobre este SML2 era enorme.

Comparando un poco

A pesar de que solamente vendió la mitad de copias de su predecesor, supuso una gran mejora con respecto a este. Se trataba de un cartucho de cuatro megas, uno de los que mas capacidad tienen en el catálogo de la consola. Estaba notablemente influido por SMW, tanto en el diseño de Mario como en el de los enemigos y los niveles. La diferencia gráfica con respecto a la primera parte era brutal, al igual que su duración, el número de enemigos, detalles, diseño de niveles y calidad de sonido. Tenía espacio para guardar tres partidas y era posible seleccionar entre dos niveles de dificultad, normal y fácil.

Otra diferencia radical es que no era lineal, es decir, al comenzar el juego tendríamos acceso a cada uno de los seis mundos que componen la aventura, eramos libres de realizarlos en el orden que quisieramos, a diferencia de SMW, donde tendríamos que ir desbloqueando el mapa poco a poco. Dentro de estos mundos encontraríamos otras localizaciones secretas que nos llevarían a niveles ocultos, formándose un total de 32 fases. Una vez jugando era posible regresar atrás dentro del mismo nivel, algo que no era posible en SML1. Conseguiríamos una vida extra cada vez que acabásemos con 100 enemigos. Los mundos una vez finalizados podían volver a ser jugados, aunque con la ausencia del boss final.

Los minijuegos que aparecían al superar una fase tocando la campana iban desde una minimáquina expendedora hasta uno con tuberias mas o menos similar al minijuego del SML. La principal novedad en cuestión de items era la zanahoria, que dotaba a Mario de orejas de Conejo, le permitía saltar mas alto y mantenerse en el aire durante un período de tiempo si ibamos dando toques al botón de salto. Otros aspectos eran la aparición de una burbuja en uno de los niveles, gracias a la cual podríamos ir planeando por la fase, o el traje de astronauta en la zona espacial, gracias al cual podríamos saltar mucho mas con ayuda de la gravedad de ese nivel. También era nueva la aparición de una zona en el mapa donde podíamos canjear las monedas que ibamos consiguiendo para jugar en tres tragaperras distintas, cada una exigía un número distinto de monedas, acorde a la importancia de los items que se obtenían en cada una de ellas.

Argumento

Lo sucedido en SML2 viene como consecuencia de la ausensia de Mario en Sarasaland para llevar a cabo su aventura en el SMW. Mientras Mario realizaba esa tarea, un asquerosillo y simpático enemigo se hacía con el control de esas tierras. Su nombre era Wario, y su debut como personaje de Nintendo se produjo en este cartucho. Wario robó el castillo de Mario y selló su entrada. Sería necesario encontrar seis monedas, correspondientes a cada uno de los mundos. Estas estaban custodiadas por los esbirros de Wario, así que Mario tendría que vérselas con ellos, arrebatárselas y finalmente conseguir entrar en el castillo para poner fin a los planes de Wario.

Los seis mundos que tendría que superar nuestro héroe eran: Tree Zone, Space Zone, Macro Zone, Pumpkin Zone, Mario Zone y Turtle Zone. Tendríamos que vernos las cara con los guardianes de turno, que iban desde cuervos a ratas, pasando por pulpos, cerdos o brujas. Al igual que en Marios anteriores, era necesario golpearlos tres veces para acabar con ellos. A medida que los golpearamos irían cambiando su forma de atacar y su velocidad. La única diferencia estaba en Wario, que requería nueve golpes para ser derrotado, cambiando drásticamente de rutina de ataque cada tres toques.

Una recreación del mapa en SML2

Aspecto técnico

Como he comentado, SML2 supuso un cambio sorprendente con respecto a su predecesor. Se mostraban unos sprites muchísimo mas grandes y detallados, enemigos mas variados y con mejores animaciones. Al mismo tiempo el mapa principal era genial, recreando de manera muy vistosa los mundos que lo formaban. Los niveles estaban llenos de nuevas posibilidades y situaciones mas variadas. Cada uno estaba ambientado en una temática particular, que gráficamente estaban muy bien conseguidas. Un árbol dentro del cual encontraríamos insectos como enemigos, uno basado en hallowen, otro en juguetes o en el espacio, eran algunos de los ejemplos de las temáticas.

La música también daba un importante salto tanto en cuestión de calidad y variedad. Cada mundo estaría acompañado de melodías que encajaban con su temática. A pesar de no tener las melodías mas recordadas en un juego de Mario, los que pasaron mucho tiempo con este cartucho seguro que son capaces de recordar algunas de ellas sin dificultad. El abanico de efectos de sonido era grande y logrado, aparte de los típicos FX propios de la saga, encontraríamos otros por parte de los enemigos y de elementos de los niveles.

Duración y Jugabilidad

Aparte de las habilidades que nos brindaban los nuevos items. Mario tendría la posibilidad de realizar un ataque “taladro”, pulsando abajo y salto. Un movimiento similar al que vimos en SMW, que en este caso nos permite romper bloques que estén bajo nosotros o acabar mas rápido con algunos enemigos. El manejo de Mario era fácil y mas fiable que en los SMB de NES. Los saltos eran mas precisos y en general mas fáciles de realizar. Se mantenía la posibilidad de correr manteniendo pulsado el botón de acción, con el que también dispararíamos cuando consiguiesemos el item de la flor.

El juego era mas largo que su antecesor en cuestión de número de niveles y mundos, aunque su dificultad era menor, y el hecho de ser mas largo no quitaba que te llevase mas tiempo finalizarlo que SML1, que requería mas pericia en algunos momentos. Aún así, es cierto que sacándole todo el provecho y descubriendo las zonas secretas era mas largo que la primer parte. Los niveles eran rejugables ya que en algunos de ellos tendríamos diversas rutas a seguir. A día de hoy quizás no sea rejugable a nivel general, pero en aquella época la verdad es que no me cansaba de finiquitarlo una y otra vez.

Conclusión

Ya he comentado que es mi plataformas de Mario favorito, no sólo por el gran cambio que representó, sino porque realmente es un gran cartucho que merece ser jugado por todos los simpatizantes de Nintendo y de las aventuras del fontanero. Puede que también sea el mejor de la consola para muchos. Desde mi punto de vista es de esos juegos mágicos, que consiguen arrancarte una sonrisa cada vez que juegas y del que nunca olvidarás la primera vez que le pusiste las manos encima. Magia en estado puro.

Cuatro megas de magia y nostalgia

Entry filed under: Game Boy, Nintendo, Retro. Tags: , , , .

Modwheelmood, el proyecto de Alessandro Cortini Influencias consoleras en la música vol.6

26 comentarios Add your own

  • 1. Adol3  |  julio 28, 2008 en 10:29 am

    Yo solo he jugado a unos pocos juegos de GB,y uno era el Mario Land.
    Viendo los marios de ahora,pues queda bastante mal parado graficamente,logico,pero la jugabilidad sigue intacta.Y las musiquillas…que recuerdos.

    Responder
  • 2. hatedpig  |  julio 28, 2008 en 12:31 pm

    Eran grandes juegos que sabían entretener. ¿Quién no recuerda la melodía del primer nivel en Super Mario Land?. Míticos 😀

    Responder
  • 3. Adol3  |  julio 28, 2008 en 4:09 pm

    Y ahora seguro sacan algo divertido como Wario Shake It! y diran que es infantil como Wii. JJJJJAAAAA!!!!! borregos…

    Responder
  • 4. BIRC  |  julio 29, 2008 en 5:42 pm

    Muy bueno el análisis de uno de los que creo que es de los mejores juegos para el GameBoy Monocromático, que desgraciadamente no son muchos.
    Lo jugué hace bastante tiempo y seguramente algún día lo vuelva a jugar, sin dudas.

    Saludos!

    Responder
  • 5. JuMaFaS  |  julio 29, 2008 en 7:20 pm

    Los dos Mario Land me los he pasado, y tienes razón en lo de que es más fácil que el primero, porque me lo pasé sin mucho apuro, claro que también fue en el emu de la GP32. O:)

    Pero tuve que repetir pocas fases varias veces para pasarlas.

    Eso sí, esta gráficamente mucho más currado que el primero, con un Mario enorme, con sus mapas y las transformaciones de Mário.

    Responder
  • 6. hatedpig  |  julio 29, 2008 en 9:39 pm

    BIRC: Gracias! Para mí es el mejor juego de la Game Boy tocha sin dudas, a pesar de no ser excesivamente difícil. Vale la pena rejugarlo a estas alturas, a mí por lo menos me trae muy buenos recuerdos 🙂

    JuMaFaS: Sip! el 1 tenía mas mala leche y era mas old school en cuestión de dificultad. Sólo el castillo final y alguna que otra fase suelta suponen un peligro. Gráficamente es uno de los saltos mas bestias en una saga dentro de la misma consola.

    Responder
  • 7. F3R  |  julio 30, 2008 en 2:15 pm

    Ayer me compre este juego y hoy mientras iba al trabajo me volvia loco, esta mas que bueno jeje, que casualidad encontrar este review al googlearlo 😉 saludos

    Responder
  • 8. Jacklopz  |  julio 30, 2008 en 11:36 pm

    Excelente material, por eso me encantan los de Mario Bros, sun bastante buenisimos.

    Saludos……….

    Responder
  • 9. Husky  |  agosto 3, 2008 en 12:29 pm

    Felicidades por el análisis, qué buenos recuerdos me trae Super Mario Land 2 🙂 Te he puesto en mi blog: http://juegoporquequiero.blogspot.com/2008/08/retroanlisis-de-super-mario-land-2.html

    Un saludo!

    Responder
  • 10. hatedpig  |  agosto 5, 2008 en 1:30 pm

    Gracias a todos por los halagos *^^*

    Responder
  • 11. Alf  |  agosto 6, 2008 en 5:18 pm

    Ostías, casi ni me acordaba. Anda que no pasé yo horas y horas jugando a este juego, la mierda es que lo dejé y no tengo ni idea a quién.

    Una pregunta, a todo el mundo le va mal en Lameboy cuando luchas contra un enemigo final? Es que me lo quiero pasar pero como que chungo….

    Responder
  • 12. Roy Ramker  |  agosto 7, 2008 en 5:25 pm

    Gracias por analizar este antiguo pero tremendo juego, uno de los grandes de la GB tocha!

    Responder
  • 13. hatedpig  |  agosto 7, 2008 en 9:28 pm

    Gracias a vosotros por comentar!.

    Alf: A mí el Lameboy me va bien, ocasionalmente se me ha colgado, así que es recomendable ir guardando de vez en cuando. De todas formas no uso la versión mas nueva, tendré que probarla.

    Responder
  • 14. itilis  |  septiembre 28, 2008 en 11:05 pm

    super mario land es muy divertido y muy facil de ganar .ese juego es de lo mejor

    Responder
  • 15. Julián  |  septiembre 30, 2008 en 8:01 pm

    Este juego lo tengo yo en mi Game Boy y lo he disfrutado una barbaridad. Me encanta, tiene una jugabilidad muy ajustada y además tiene una pasada de gráficos para las posibilidades monocromas de la portátil de Nintendo.

    Un saludo desde Sopla El Cartucho!

    Responder
  • 16. parufito  |  enero 22, 2009 en 12:17 pm

    Un analisis genial!

    Yo tengo mis dudas en escoger el mejor de GameBoy, a veces el primero me gusta mas, pero otras, escucho alguna musiquita de SML2 y… la nostalgia crece!

    Un gran juego!

    Responder
  • 17. hatedpig  |  enero 22, 2009 en 2:56 pm

    La verdad es que los dos eran geniales, pero yo personalmente me querdo con el 2.

    Responder
  • 18. Chinoataku  |  octubre 11, 2009 en 11:58 am

    Enorme post!!! Yo creo que también fué mi juego favorito de Game Boy

    Responder
  • 19. hatedpig  |  octubre 11, 2009 en 3:25 pm

    Gracias Chinoataku. Si no es de los favoritos por lo menos siempre será recordado, de eso no cabe duda.

    Responder
  • 20. gamboi  |  noviembre 14, 2009 en 10:18 pm

    Yo es que soy más del gran Wario Land (ya sé que en el fondo es otro juego aparte a pesar de ser un plataformas), pero hay que reconocer que este es la leche.

    Me lo pillé hará cosa de año y pico en un Cash Converters y la verdad es que de vez en cuando alguna partidilla cae en mi GBA :).

    Buen tochaco Hatedpig :D.

    Responder
  • 21. hatedpig  |  noviembre 15, 2009 en 12:23 am

    Wario Land es un pepino, pero para mí SML2 son palabras mayores. Buena compra sin duda, y seguro que te salió baratito.

    Por cierto interesante tu nuevo sitio, lo agrego al blogroll 😛

    Responder
  • 22. gamboi  |  noviembre 15, 2009 en 12:54 am

    Gracias apañero, tú ya estabas en mis enlaces, solo que no he querido mendigar a nadie que cambie mi dirección por tercera vez en un año ;P.

    Esta vez sí que mantendré el blog vivo (más que nada porque solo es un refrito de lo que estoy escribiendo en otros lados XD)… aunque ya me está picando el gusanillo de escribir algo por, para mí, y por ende ustedes :P.

    Un saludo Hatedpig!

    PD: Tengo entendido que eras de Canarias, y que por ello no ibas a poder participar en un concurso que tengo que realizar (entran en juego Rad Racer NES, Star Wars Ep:1 Racer N64, Sonic 2 MD y Game & Watch Gallery 2 GBC si mal no recuerdo), pues te comunico que sí, que eres elegible :D. Ya te aviso cuando lo realice 😉

    Responder
  • 23. hatedpig  |  noviembre 15, 2009 en 12:10 pm

    Avisa!, que los regalos son bastante jugosos 😀

    Responder
  • 24. Nancy Callahan  |  diciembre 5, 2009 en 12:26 am

    Precisamente hoy acababa por completo la primera parte… 😀

    Este segundo cartucho la verdad es que en ningún momento me gustó demasiado en el momento de su salida; lo tenía un amigo mío y cuando me lo dejó se lo devolví sin apenas haber completado una fase al completo. Pero ya son muchos los análisis que engrandecen este título, por lo que no estaría de más darle una segunda oportunidad… 😉

    Responder
  • 25. ciro  |  diciembre 22, 2009 en 10:22 pm

    Fantástico juego. También guardo un gran recuerdo del primer Mario Land; en su momento fue la gloria.

    Otros juegos dignos de mención de GB monocromática (aka GB tocha; aka GB Potemkin):

    – Robocop
    – Tiny Toons
    – Lock and Chase (buenísimo)
    – Tennis (Mario)
    – Zelda: L.A.
    – Metroid II
    – Castlevania II: Belmont’s Revenge
    – The web of Spiderman
    – Nintendo World Cup
    – Tetris
    – Teenage Mutant Ninja Turtles
    – Adventure Island II
    – Nemesis II
    – R-Type
    – Motocross Maniacs
    – Star Wars
    – Empire Strike Back (dificilísimo)
    – Quarth (mezcla de matamarcianos y puzzle)
    – Probotector II
    – Mega man 2
    – Trax
    – Gargoyle’s Quest
    – Ninja Gaiden

    …jo, menudas viciadas. Una de mis consolas más rentables y la que recuerdo con mayor cariño.

    Responder
  • 26. Blog Invaders: 16 Bits Generation | Otakufreaks  |  noviembre 15, 2011 en 8:53 am

    […] Super Mario Land 2: Un humilde análisis sobre uno de mis juegos favoritos de Game Boy con el que pasé buenísimos momentos. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 656,798

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: