Sobre Fritz Lang y unos cuantos cuadros

diciembre 15, 2010 at 5:34 pm 2 comentarios

Repudiado por algunos, amado por otros, lo cierto es que el periplo americano de Fritz Lang da para hablar largo y tendido sobre algunas de las mejores películas del cine negro de la década de los cuarenta y cincuenta. En dos de ellas me voy a centrar, sólo separadas por un año de diferencia y en donde se repite el reparto, con el gran Edward G. Robinson y la bellísima Joan Bennet como pilares de ambas historias. Se trata de The woman in the window y Scarlet Street, títulos que aparecieron en nuestro país como La mujer del cuadro y Perversidad. No sólo un reparto excepcional era lo que ambos largometrajes repartían, sino que la atracción que Lang sentía hacía el arte y la pintura sirvieron de núcleo para tejer dos historias que aunque poseen prismas totalmente distintos giran en torno a conceptos primigenios. El amor, el desencanto hacia un matrimonio indeseado, el miedo por una parte a la infidelidad y el deseo por otra de comenzar nuevas aventuras, todo ello aderezado como no con los ingredientes de toda buena obra del género: desengaños, sobornos y asesinatos.

En ambos metrajes, la salud mental de los protagonistas encarnados por Edward termina tocando fondo, psicológicamente hundido y sin escapatoria aparente en La mujer del cuadro y totalmente obsesionado y psicótico en Perversidad, en un final que aunque pueda parecer forzado es el más adecuado para cerrar una historia en la que la radiante Joan Bennet se excede en crueldad y cosigue volver totalmente loco de amor a un hombre que, aparentemente, es incapaz de hacer daño a una mosca. Es este sin duda el aspecto que más me ha gustado en las dos películas, especialmente en Perversidad, donde la transformación que va sufriendo el personaje no deja constancia de supuestos síntomas hasta una recta final en la que al mismísimo espectador le entran ganas de abofetear a Joan.

A nivel argumental y en cuanto a ritmo de narración, La mujer del cuadro es una película posiblemente más llevadera y disfrutable. Tras el tema principal sobre el que gira la trama se va hilando una inteligente red de posibles alternativas para un final que también está lejos de lo que se puede llegar a presuponer. Constantes giros y hechos marcan una serie de vaivenes en los que la obra se va tambaleando hacia determinados caminos, a los que no termina de aferrarse debido a recursos de última hora que brillantemente terminan dando cohesión a la que es, desde mi punto de vista, una de las mejores películas del director.

Mención especial merece también Dan Duryea, soberbio en las dos películas y haciendo las veces de personaje oportunista, indeseable y chantajista en un papel que le viene que ni pintado. Su interpretación cobra mayor peso en Perversidad, donde tiene mayor protagonismo y presencia. El actor comparte en ambas películas la importancia de ser pieza clave en ambos finales, ya que de su actuación depende la salvación de otros, paralelismo genialmente establecido en las dos películas.

Parte del encanto de los dos trabajos radica en que a pesar de ser disfrutables de forma independiente, visionados en conjunto pueden dan lugar a un posible vínculo solamente limitado por la imaginación del espectador, ya que a pesar de ser dos historias que no tienen porque estar relacionadas, tienen tantos puntos en común que es difícil no acabar buscando algo de sentido en su conexión, y más tras el final de La mujer del cuadro.

Y a vosotros, ¿qué os parecen los paralelismos en ambas historias?, ¿tenéis alguna paranoica teoría acerca de la posible conexión, si es que la hay, entre ellas?. Si es así estaré encantado de leerla en los comentarios.

Entry filed under: Cine. Tags: , , , , , , , .

Tiempos de cambio La importancia de la ambientación

2 comentarios Add your own

  • 1. Nayade  |  febrero 11, 2011 en 11:21 am

    Hola

    Me llamo Nayade, soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado su página 16 bits generation. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

    Suerte con tu web y que tengas un excelente fin de semana!

    Responder
  • 2. Nesx  |  abril 6, 2011 en 5:28 am

    Me encanta este blog, desde Nesx blog de videojuegos retro y humor te seguimos fervientemente, animos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 657,094

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: