Minicrítica de Super 8

agosto 25, 2011 at 2:01 pm 5 comentarios

Por fin ha aterrizado en los cines españoles Super 8, el hypeado metraje del que está llamado a ser uno de los directores más destacados dentro de su género. Esta vez el señor J.J. Abrahams ha acertado, no se ha ido por las ramas con sus particulares idas de olla, quizás esto se deba a la mano en la producción de Spielberg, veterano en esto de las aventuras de fantasía para toda la familia. Super 8 deja buen sabor de boca y consigue hacer olvidar la decepcionante Monstruoso, primer ejercicio del director que se quedó en un bonito ejemplo de como el marketing viral puede hacer milagros. Pero dejemos a un lado baches e influencias y hablemos de lo que Super 8 puede aportar al público.

Los primeros videos que aparecieron en la red sobre la película eran 100% Abrahams. De nuevo la incertidumbre de que algo iba a cobrar protagonismo en una historia que nos lo ocultaría hasta el final. El señor J.J. es un maestro en esto, y por fin lo ha sabido explotar con acierto en un trabajo que aunque no es perfecto del todo, está desde mi punto de vista por encima de las expectativas que había generado. Super 8 es entretenida, muy entretenida, constantemente están sucediendo cosas llamativas que hacen que el interés del espectador no decaiga. Una montaña rusa que quizás en sus últimos 15 minutos peca de ir demasiado rápida.

Desde un comienzo tenemos una entrañable relación entre unos chicos que aportan a la cinta ese ambiente familiar que destilaban películas de aventuras ochenteras como los Goonies, también producida por Spielberg. No nos engañemos, Super 8 no es que sea demasiado original en cuanto a concepto, hay que saber apreciarla mas bien como un homenaje a aquel tipo de pelis que durante aquella década supieron dar un nuevo giro de tuerca al género de las aventuras. Aventuras que unían a niños con otros seres en un vínvulo especial, con E.T. o la posterior y más cercana El Gigante de Hierro como claros ejemplos, aunque esta vez la mezcla se aleja un poco de sentimentalismos y relaciones demasiado especiales entre ellos y se centra más en la historia que rodea al grupo en sí y a las relaciones que van surgiendo entre los chavales.

Resulta todo un acierto la decisión de ambientar la película en los años ochenta, ya que aporta ese toque mágico de las producciones que toma como influencias y al mismo tiempo nos aleja de los convencionales estrenos que tenemos hoy en día en pantalla, cuya finalidad parece haber caído en sorprender con el más moderno 3D, hacer gala de efectos especiales espectaculares y dejar a un lado una historia elaborada que llame la atención. No quiero decir que Super 8 sea espectacular en su argumento, simplemente es buena en lo que ofrece: diversión y entretenimiento sin calentarse demasiado el coco. No peca de pretenciosa y da la sensación de que esta vez J.J. Abrahams si tenía claro lo que quería transmitir.

Abrahams, amante de los bichitos y demás parafernalia, ha creado esta vez una criatura que simplemente sirve como nexo de unión para todos los personajes de la aventura, no se convierte en el protagonista estelar, sus apariciones están magistralmente disimuladas con un trabajo exquisito que al mismo tiempo acompaña a todo el metraje, con algunos planos y escenas realmente buenos que logran diferenciar a Super 8 de otras películas con objetivos similares. Quizás el bicho no sea tan entrañable como E.T., pero tampoco creo que ese fuera el objetivo del director, por eso en la recta final de la película es donde he notado un final un poco precipitado, que aunque no deja de ser el adecuado, si que tiene un salto un tanto brusco en relación con el vínculo que los chavales y el resto de personajes puedan tener con la criatura.

Lo dicho, Super 8 no es perfecta ni creo que pretenda serlo, es simplemente una película fácil, muy divertida, con algunos momentos memorables, unos personajes entrañables y un gustillo ochentero que le hace ganar muchos enteros. Posiblemente sea lo mejor de este verano y ahora mismo la propuesta más atractiva que se puede encontrar en los cines. Esperemos que no sea el último guiño de J.J. Abrahams y en un futuro nos siga regalando películas que nos hagan recordar clásicos atemporales como si de un viaje a la infancia se tratase.

Entry filed under: Cine.

El límite es el cielo: Tiny Tower Xenoblade Chronicles: Reanimando un género moribundo

5 comentarios Add your own

  • 1. Laocoont  |  agosto 28, 2011 en 10:11 am

    De tanto leer sobre esta película al final sólo me queda una opción, ir corriendo a los cines y ¿disfrutarla? Supongo porque algunos dicen que es bazofia, otros que es de culto y yo quiero tener mi opinión particular sobre ella.

    Responder
  • 2. hatedpig  |  agosto 28, 2011 en 11:04 pm

    En mi opinión ni es bazofia ni un film de culto. Simplemente se deja ver, amena y digestible. Puede gustar mas o menos dependiendo de las expectativas. Yo la vi sin esperar nada especial de ella y bueno, lejos de ser la película del año no me disgustó. Para lo que hay ahora mismo en los cines es de las mejores opciones. Un saludo Laocoont!

    Responder
  • 3. galious  |  agosto 30, 2011 en 11:50 am

    Pues estoy bastante de acuerdo con el Sr. Hatedpig. Super 8 no pasará a la historia del cine pero si que nos sacará un poco el niño que tenemos dentro los que recordamos las primeras pelis de Spielberg. Bastante más recomendable que muchas de las pelis de superheroes y efectos especiales que saturan la cartelera.

    Responder
  • 4. hatedpig  |  agosto 31, 2011 en 12:47 am

    El Galious sabe!

    Responder
  • 5. Tiendas Muebles  |  enero 17, 2012 en 8:57 am

    A mi super8 me parece un quiero y no puedo. Un intento de aproximarse al espíritu de películas ochenteras del estilo ET o los Goonies, pero se queda en eso, en un intento.
    La historia está manida hasta más no poder y los personajes de los niños son arquetípicos hasta la nausea: el gordo listillo, el pequeñajo cabroncete, el prota que acaba de sufrir una desgracia y la chica guapa.
    Entretenida es, pero desde luego, cualquier comparación con las ya mencionadas ET, los Goonies o Cuenta Conmigo, por ejemplo, es un auténtico insulto.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 657,433

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: