Drive, silencio al volante

diciembre 25, 2011 at 5:17 pm Deja un comentario

Exquisita puesta en escena la que nos ha brindado en este final de año el señor Nicolas Winding, que se ha sabido sacar de la manga una de las películas en mi opinión, más interesantes de este 2011, aunque también hay que comentar que no ha sido un año demasiado acertado para el séptimo arte. Drive es un homenaje a aquellas películas sesenteras de guaperas al volante, relucientes coches de la época y rubias ingenuas enamoradas, todo ello aderezado con unas cucharaditas de cine negro, violencia inesperada y un ritmo y propuesta muy a la europea.

Sensacional el papel de Ryan Gosling, dando vida a un silencioso protagonista que transmite más con su mirada y acciones, sin necesidad de tener a sus espaldas un guión demasiado trabajado, ya que si algo prima en el largo es la capacidad para transmitir de la que gozan los interesantes planos, fotografía, iluminación, banda sonora y trabajo artístico que nos vamos a encontrar. Se trata de un personaje totalmente icónico, desde su ropa, hasta su actitud o algunos elementos de los que hará uso durante la historia (esa inquietante máscara o el martillo) sirven para dar personalidad a Drive, cosa que se agradece al tratarse de un revival-homenaje, donde en ocasiones lo unico que se hace es reciclar elementos sin aportar nada nuevo.

La historia gira en torno a un mecánico que también se gana la vida como especialista de cine al volante, con un pasado incierto pero que deja entrever una vida difícil. Con pocos amigos, entre los que nos encontraremos a su jefe en el taller, interpretado por el gran Bryan Cranston y una rutina inquietante, decide sacarse un dinero extra haciendo de conductor para atracadores y demás calaña. Las instrucciones que da a sus clientes para llevar a cabo los trabajos es otro de los iconos de los que hablábamos, sublime.

En medio de tanto trapicheo y vida perra, se cruza en su camino una adorable vecina, encarnada por Carey Mulligan, con su cara de no haber roto nunca un plato. Es aquí cuando comienza una atracción en la que no hacen falta palabras ni ayudas externas para interpretar desde un primer momento que existe química entre ellos. Se trata de una relación que servirá como nexo de unión y a la vez detonante de una recta final que también se sabe que no acabará bien.

Drive goza de un ritmo lento y pausado, donde recrearse con esa lograda ambientación es posiblemente el mayor regalo, pero esto no daría lugar a un buen producto si aspirase simplemente a eso, y es que aparte de su cuidado apartado técnico, su historia es interesante, impregnada de violencia del Este, desengaños, mafias y personajes todos ellos con la suficiente personalidad y peso en la trama. No se trata ni mucho menos de una película espectacular, pero si te dejas atrapar por la nostalgia que la rodea, te llama la atención aquel tipo de cine protagonizado por gamberros como Steve McQueen y te apetece algo fresco alejado del cine convencional es posible que te lleves una sorpresa.

Para el recuerdo queda directamente el inicio de la misma, fantástica secuencia de conducción nocturna por la gran ciudad a ritmo de Nightcall de Kavinsky. Totalmente memorable y de lo mejor de este 2011.

Entry filed under: Cine. Tags: , , .

Xenoblade Chronicles: Reanimando un género moribundo Nicolas Jaar – Space is only noise

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 657,433

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: