Posts tagged ‘genesis’

Shining Force II por fin en la consola virtual de Wii

Se ha hecho de rogar, pero desde hace unos días tenemos por fin disponible en la consola virtual de Wii uno de los juegos de rol mas interesantes de la época de los 16 bits, la segunda parte de la conocida y amada saga Shining Force. Seguro que los mas viejos del lugar y los simpatizantes de SEGA recuerdan este juego con una sonrisa en la boca. Un mágico y épico RPG con una historia interesante y un sistema de luchas de lo mas adictivo.

Supo labrarse una numerosa legión de fans por todo el mundo y a día de hoy sigue siendo un juego de culto codiciado por muchos amantes de la Megadrive. Si nunca tuvistéis el placer de jugar a ningún episodio de esta saga, os recomiendo fervientemente esta segunda parte. Por 800 Wii points lo podéis descargar y tener en el disco duro de vuestra Wii uno de los mejores juegos de rol de la historia.

octubre 23, 2008 at 7:10 pm 4 comentarios

Retroanálisis: Light Crusader

Treasure, esa magnífica compañía nacida de las entrañas de Konami, fue durante la época de los 16 bits una de las mas interesantes desarrolladoras de juegos, importancia que llega todavía hasta nuestros días, donde casi todo lo que toca su personal se convierte en oro. Después de títulos notables en megadrive como Gunstar heroes o Dinamyte Headdy, se atrevieron a explorar un género en el que hasta ese momento no habían indagado demasiado, los rpg. En 1995 vió la luz en Europa Light Crusader, un cartucho de rol bastante interesante que aunque quizás no consiguiese el mismo renombre que los grandes se transformó en una aventura de culto para los amantes de este género que poseían la consola de SEGA.

Se trataba de un juego con perspectiva isométrica al mas puro estilo Landstalker, esa joyita que nunca vió la luz en territorio PAL y del que no sólo bebe en cuestión visual. No sólo Light Crusader fue influenciado por él, posteriormente, en los 32 bits de SEGA llegamos a ver juegos como Dark Savior, con un look también claramente condicionado por la aventura mencionada. A este aspecto visual había que sumarle uno de los puntos fuertes del juego, las melodías y el sonido, sencillamente genial, desde mi punto de vista las mejores composiciones musicales creadas en un juego de rol para megadrive.

Nos pondríamos en el papel de Sir David, un noble e importante espadachín que después de una dura temporada de trabajo se decide a tomar un merecido descanso. Desgraciadamente sus intenciones se ven truncadas cuando el rey de Green Row le comenta que misteriosamente están desapareciendo habitantes de su reino. David se ve irremediablemente envuelto en una historia de resurrecciones demoniacas, fuerzas satánicas e invocaciones inesperadas. Deberemos recorrer cada una de las cinco mazmorras que componen la aventura para acabar con Ramiah, un demonio invocado por un mago oscuro llamado Roke.

Aunque el número pueda parecer reducido, las cinco mazmorras poseen un tamaño verdaderamente grande, aumentando considerablemente la vida de este juego, donde los atascos y consiguientes frustaciones alcanzarían niveles insospechados en mi época adolescente. Numerosísimos puzles, algunos bastante enrevesados, conseguirán que dediquemos a Light Crusader una interesante cantidad de horas para tratarse de un cartucho de la época. Desde los típicos puzzles de piezas, hasta acertijos sonoros, pasando por la utilización de hechizos y la obtención de llaves para adentrarnos en salas cerradas. Toda una locura que hará las delicias de los amantes de las dungeons amplias y con muchos secretos.

A pesar de tratarse de un juego de rol, la cantidad de objetos de ataque y defensa no era demasiado numerosa. Los combates son en tiempo real y no ofrecen demasiadas variantes, simplemente atacar con el arma de turno usando  su habilidad o lanzando hechizos. A esto hay que sumarle que para conseguir algunas de estas armas era necesario resolver el puzzle de turno, lo cual nos obligaba estrujarnos el cerebro para conseguir una equipación decente con la que plantar cara a los enemigos de las siguientes mazmorras, que iban desde goblins y esqueletos a cowboys o soldados de la segunda guerra mundial, ya que en un momento determinado del juego visitariamos épocas distintas a la que transcurre en la historia real.

Sir David tiene la habilidad de golpear con su arma, saltar y lanzar hechizos. Estas son las tres habilidades básicas que usaremos. Existen cuatro tipos distintos de hechizos que se basan en los elementos básicos (tierra, aire, fuego y agua) y que podríamos combinar para crear nuevos efectos. Era necesario ir probando las distintas combinaciones para averiguar cual era la adecuada para acabar con un determinado enemigo final de mazmorra. Aparte del tremendo apartado sonoro, Light Crusader no se quedaba atrás en cuestión de gráficos. Los diseños de mazmorras y enemigos estaban bastante correctos, así como el de los malotes finales y efectos de los hechizos.

x¨DDD

Se trata por tanto de un juego recomendadísimo para los amantes de las mazmorras y los puzzles que se sientan como pez en el agua recorriendo amplias salas plagadas de enigmas y enemigos. Una dificultad bastante elevada y el sello de calidad de Treasure hacen el resto. No deberías dejar de probarlo si eres un amante de los rpg´s de 16 bits, ya que, como he dicho, a pesar de su poca repercusión, logró hacerse un hueco importante en la comunidad de usuarios de megadrive que veían envidiosos como el catálogo de Super Nintendo se iba poblando considerablemente de juegos de rol. Ah! y no olvidéis pasaros por el cementerio…

octubre 3, 2008 at 2:34 pm 9 comentarios


Hits

  • 679.424

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.