Piñatas de bolsillo

septiembre 9, 2008 at 10:19 pm 7 comentarios

Hace ya casi dos años que Viva Piñata aterrizó en Xbox 360 con la intención de ofrecer algo nuevo y actuar como un revulsivo dentro de un catálogo que se empezaba a ver poblado de sobremanera por shooters. Rare supo llevar a la práctica un concepto que aunque no es nuevo, si es difícil de evolucionar, el de administrar y cuidar de un colectivo. Hablar de Viva Piñata sin mencionar algunas de sus influencias es difícil. Referentes como los Sims, Harvest Moon o Pokemon son realmente palpables en la aventura. A pesar de esas influencias, posee una personalidad propia que lo hace bastante atractivo, jugable y entretenido. Detrás de una estética aniñada se esconde un juego realmente apto para todos los públicos, más profundo y variado de lo que puede parecer en un principio.

Esta versión para la portátil de Nintendo no hace sino asentar la base sobre la que ya se apoyaba la versión de sobremesa. Adaptándose lógicamente a las limitaciones técnicas de la DS, Rare ha conseguido que toda la esencia y posibilidades del primer título sigan presentes. Se trata por tanto de una versión como dios manda, sin demasiados recortes y con la misma frescura.

Crea, atrae y procrea

El funcionamiento y temática en Viva Piñata es sencillo. Nuestro objetivo en el juego, en resumidas cuentas, es hacer que nuestro jardín prospere, cuidándolo, adornándolo y plantando, de esta manera conseguiremos captar la atención de las verdaderas protagonistas del juego, esas entrañables piñatas de colores que representan animalitos. A medida que arreglemos nuestro jardín y lo vayamos dejando presentable, las piñatas se irán interesando en asentarse en él, pero las cosas no son tan fáciles como parece.

Piñatas exigentes

Uno de los puntos vitales sobre los que gira este título de Rare es el de las exigencias que manifestarán nuestros queridos habitantes. Cuando una criatura se interesa por el jardín y comienza a husmear un poco en él, se convertirá en visitante. Para que finalmente se transforme en habitante de nuestra parcela deberemos atender sus peticiones. Dependiendo de la especie, algunos serán mas sibaritas que otros. Por ejemplo, algunas criaturas simplemente necesitarán comer alguna plantación para quedarse. Otras se conforman con que haya cesped o con que tengamos un determinado adorno. Sin embargo, el juego lo dan aquellas que para asentarse como habitantes necesitan comerse a otras especies. Es aquí donde aparecen conflictos entre los animalicos, la ley del mas fuerte.

No sólo hasta aquí llegan las exigencias de nuestros amigos. Para que se enamoren también es necesario atender a sus peticiones. Aparte de tener una especie con la que reproducirse, algunos necesitarán consumir alimentos u otras surrealidades para ponerse a tono y así comenzar el coito con su pareja. Para que se consume el acto es imprescindible construir la casa correspondiente a esa especie. Cada tipo de piñata tiene su propia casa, y juegan un papel fundamental a la hora de dormir y procrear.

Jardinero y economista

Como veis tendremos dos objetivos primordiales: Hacer prosperar nuestro jardín y mantener satisfechas a las piñatas. Pero por otro lado, sin dinero no podremos acceder a las casas, semillas, adornos, alimentos y demás cositas que nos ayudarán a hacer crecer nuestro espacio. Por lo tanto es de vital importancia hacer una gran labor administrativa con los elementos que conforman nuestra bonita alfombra verde. La principal fuente de ingresos será la venta de elementos, ya sean vegetales o animales. No es mala idea poner a una especie a procrear como conejos para vender sus crías en el mercado negro, obteniendo de esta forma una importante fuente de ingresos. A especies más raras, más dinero nos darán.

Deberemos tener siempre una cantidad adecuada de dinero en nuestra reserva para ir suministrando a nuestros habitantes los caprichitos que les vayan surgiendo, al igual que para pagar la atención médica que algunos requerirán en determinadas ocasiones. Por lo tanto Viva Piñata tiene un componente de coleccionismo del que gozan juegos como el mencionado Pokemon, donde el usuario se verá más satisfecho a medida que su jardín esté habitado por más y distintas especies. El número es bastante amplio, y son mas difíciles de convencer y enamorar a medida que transcurre la historia.

Ayudantes de nivel

Las piñatas no son los únicos seres con los que trataremos en este universo. Hay que sumarles una plantilla de profesionales de lo mas variopinta. Desde un inteligente arquitecto fan de bricomanía que construirá nuestas casas, hasta la típica vieja que nos venderá semillas, alimentos y demás pijadas. Sin olvidar al sacacuartos del doctor, que se forrará cual especialista privado cada vez que tengamos que curar a nuestras criaturitas. También existe una especie de Chamán que de vez en cuando nos irá dejando semillas e irá observando como evolucionan nuestros cultivos y plantaciones. Otros, como la muerte, acudirán cuando una piñata este enfera y le segará la vida sin miramientos.

Sin embargo no  todos los animalicos tienen buenas intenciones. Algunos se colarán en el jardín, se convertirán en tragones que zamparán cantidades masivas de vegetales y luego irán dejando sus cagadas en forma de caramelos para el resto del personal. Sobra decir que si se las papean enfermarán, teniendo que ser nosotros los capullos que tendremos que pagar al médico. Este es sólo un ejemplo de los distintos tipos de criaturillas no bienvenidas que podrán ir surgiendo.

La prosperidad es lo que cuenta

Viva Piñata se convertirá en un juego largo, donde la satisfación y objetivo es ver como prosperará nuestro terreno, ir acogiendo nuevos vistitantes, añadir las últimas actualizaciones en nivel de adornos y pijaditas etc. Las posibilidades son bastante grandes y el jugador agradecerá las numerosas opciones de personalización que ofrece el juego.

El jardín irá aumentando de tamaño, así como la dificultad para tener contenta a una comunidad cada vez más grande de piñatas que no pararán de exigir para estar felices y reproducirse.

Agudizando los sentidos

La adaptación de Rare cumple con creces en cuanto a cuestiones técnicas. Los gráficos están a la altura, no se trata de un port chapucero a las carreras. El nivel de detalles es bueno teniendo en cuenta los limites de la consola, el interface y los menús son intuitivos, en completo castellano y muy fáciles de entender. El diseño de las piñatas intenta seguir los patrones de las originales que vimos en Xbox 360, así como los elementos del jardín. En definitiva, aunque no sea el novamás, gráficamente cumple de sobra.

El apartado sonoro es simplemente correcto, aunque en determinados momentos nos encontraremos con melodías bastante resultones y simpáticas que nos sumergirán aún mas en el universo de Viva Piñata. Buenos efectos sonoros que nos harán estar alerta de lo que vaya pasando en el jardín y que intentan representar distintas situaciones.

El control táctil está genialmente implementado, en una versión que le viene que ni pintada a la consola. Se hace muy fácil y rápido acceder a los menús, desplazar piñatas o construir cosas sobre el terreno a base de stylus. Un gran acierto que sin duda incrementa y potencia la experiencia jugable de este cartucho, haciéndolo mas llevadero para los menos experimentados.

Cerrando el quiosco

En conclusión, estamos ante otro juego notable dentro del extenso catálogo de la portátil. Una gran adaptación que hará las delicias de los amantes de la construcción y la simulación. Si nunca lo has probado y te sientes atraído por Animal Crossing, Los Sims, Pokemon o incluso por otros juegos más serios como Sim City o Theme Park, Viva Piñata te va a encantar. Ofrece muchas posibilidades y el juego se hace cada vez más profundo a medida que va pasando el tiempo. Irán apareciendo nuevas sorpresas que mantendrán el interés del jugador por seguir adelante con la comunidad. Nuevas criaturas que surgen, nuevos objetos, las fiestas, amenazas… Muchas cositas de agradecer que le irán dando vida. No te dejes guiar por su aspecto infantiloide y dale una oportunidad, y cuidado, es bastante adictivo.

Entry filed under: Nintendo DS. Tags: , , , , .

Influencias consoleras en la música vol.7 Impresiones de la demo de FIFA 09

7 comentarios Add your own

  • 1. Andresito  |  septiembre 10, 2008 en 5:07 pm

    La verdad es que no tenía mucha confianza en el Viva Piñata de Nintendo DS, pero con tu análisis igual sí que me animo a probarlo. Además, me hacen falta juegos nuevos, que llevo sin encender la DS desde hace un mes…

    Responder
  • 2. hatedpig  |  septiembre 11, 2008 en 12:19 am

    Precisamente a mí me pasaba lo mismo. Hacía tiempo que no le daba caña a la DS y con este juego me he viciado. Eso si, si ya has probado la versión de Xbox 360 quizás esta te sepa a poco, pero si va a ser tu primer contacto con él, puede que te guste.

    Responder
  • 3. Kirkis  |  septiembre 11, 2008 en 11:10 am

    El otro día lo ví y dije… voy a probarlo. Pero cogí antes el Final Fantasy IV y creo que no me he equivocado xDD

    Responder
  • 4. hatedpig  |  septiembre 11, 2008 en 11:56 am

    Yo al revés, le he dado prioridad a este xD Pero por lo que parece el FF IV está bastante bien. De todas formas a mi es que no me llaman mucho…

    Responder
  • 5. borre  |  septiembre 14, 2008 en 7:35 pm

    El FFIV es una auntentica maravilla, después del FF y el nuevo Dragon Quest espero poder probar el Viva Piñata.

    ¡Gran artículo!

    Responder
  • 6. hatedpig  |  septiembre 14, 2008 en 8:43 pm

    Al final voy a tener que probar el FFIV, sólo por catarlo. El Dragon Quest es otro pendiente. Vaya catalogazo.

    Responder
  • 7. kety  |  mayo 27, 2009 en 9:40 pm

    ese juego esta vien chafa chingen su madre

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hits

  • 657,962

Archivos

Artículos destacados

CC
16 Bits Generation pertenece a hatedpig y está bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: